Premian a diez talentos sub 35 por sus ideas de impacto social

Un dedal que traduce el texto impreso a Braille y un gel que imita a la piel para ayudar a cicatrizar heridas son algunos de los proyectos elegidos

 

sub351 sub354 sub352 sub353SUB356 SUB355


Mejorar el bienestar cotidiano con una idea original, que tenga impacto social y sea un negocio sustentable son los ejes que comparten los diez ganadores del premio “Innovadores menores de 35”, organizado por la prestigiosa publicación MIT Technology Review en español. En la cuarta edición del concurso, un jurado internacional eligió los proyectos de ocho argentinos: Gino Tubaro, Emanuel Vilte, Patricio Jutard, Pablo Orlando, Matias Kalwill, Jimena González, Ignacio Juárez y Gustavo Bessone, y dos uruguayos: Valentina Arriaga y Nicolás Pereyra.

“Hace ya tiempo que venía trabajando con ideas para ayudar a personas con discapacidades físicas y diseñando prótesis que se pueden hacer con impresoras 3D”, le contó a PERFIL Gino Tubaro, estudiante de ingeniería electrónica en la UTN y uno de los premiados. “Y pensé que podía desarrollar un sistema de hardware y software capaz de “escanear” el texto de un libro o revista y “traducirlo” en simultáneo al Braille, para que una persona sin visión pueda acceder en forma rápida al contenido impreso”. Gino ya tiene un prototipo funcionado y en el sitio www.atomiclab.org exhibe otras ideas para mejor la vida de las personas con discapacidad. Ese también es el objetivo del proyecto de Emanuel Vilte. “Hace un año y medio, mi mamá comenzó a perder la vista por una maculopatía. Ella es profesional y amaba leer. Pero dejó de trabajar y perdió las cosas que más le gustaban”, explicó Emanuel. Y aunque probó con softwares automatizados de lectura “su sonido es muy robótico, les falta humanidad: la voz sintetizada no se compara con la humana”.

Entonces llegó la idea: ¿por qué no generar una comunidad de narradores, estudiantes de locución y voluntarios? Hoy ya cuenta con un equipo que todos los días lee y graba artículos que luego suben a Linguoo. Allí, en forma simple, los no videntes pueden escucharlos usando una app o desde el propio sitio web.

La salud es el eje de la innovación de Jimena González, investigadora del Conicet y experta en materiales compuestos. Sus experimentos la llevaron a pensar que podía desarrollar un gel capaz de unirse a una venda y colocarse sobre una herida o una quemadura. “Como el hidrogel que desarrollamos contiene mucha agua ayuda a mantener la humedad y temperatura óptima para la regeneración de la piel”, contó Jimena.

Además, la composición del apósito permite el paso del oxígeno que la piel necesita, pero frena a las bacterias que podrían causar una infección. “En el mercado de la salud existen productos parecidos, pero son caros y difíciles de importar. Nuestro apósito está hecho de materia prima simple y podríamos fabricarlo en Argentina, con costos competitivos”. Ahora su idea deberá atravesar los ensayos dermatológicos “de campo” para poder convertirse en un producto medicinal.

Motivación. Matias Kalwill es diseñador industrial, bloguero y, sobre todo, fan de las bicicletas. Haciendo su deporte predilecto se dio cuenta que si quería ver su sueño cumplido –que la bici desplazara al auto como medio de transporte urbano– una de las claves era contar con un app colaborativa, pensada para las necesidades de un ciclista. Para ello está lanzando Bikestorming, una app para ser aprovechada arriba de las dos ruedas.

Hace apenas un año al papá de Valentina Arriaga le diagnosticaron insuficiencia renal crónica y comenzó a dializarse tres veces por semana. Y se quedó sin su trabajo en una multinacional, ya que por su cargo debía viajar mucho. “Para que las personas que se dializan puedan seguir disfrutando de un viaje con su familia, o por trabajo, desarrollamos Connectus Medical. Es una plataforma web que le permite al paciente encontrar un centro médico especializado en diálisis en cualquier país. Y también llevar su historia clínica online y consultar opiniones y experiencias de otros pacientes sobre el lugar donde se va a atender”, explicó esta uruguaya de 26 años.

“Este concurso ya se ha vuelto un referente mundial para descubrir talento emergente. Hacemos una edición global desde 1999 y se eligen 35 innovadores, que muestran los proyectos tecnológicos más sobresalientes del mundo”, le detalló a PERFIL Cecilia Nicolini, directora de la revista MIT Technology Review en español y de la consultora especializada Opinno. El premio creció y tiene, hace ya cuatro años, una versión para impulsar los proyectos más originales ideados en Argentina y Uruguay.

El próximo martes se entregarán las distinciones a los ganadores en una ceremonia que contará con la presencia del embajador de EE.UU., Noah Mamet.

 

Soluciones creativas

Las motivaciones para lanzarse a innovar pueden ser de todo tipo, comenzando por el lucro. Pero claramente el afecto y el cariño ante la necesidad vital de un ser querido, o ver el sufrimiento de otras personas puede convertirse en un gran disparador de ideas capaces de resolver grandes problemas. Los casos de Valentina y Emanuel con sus padres y el de Gino, son apenas un puñado de ejemplos que muestran cómo la necesidad de un grupo social puede quedar vacante hasta que alguien piensa una solución creativa. “Los ganadores están trabajando en proyectos que impactan en la sociedad. Son jóvenes que están resolviendo problemas de forma innovadora y que pueden mejorar la vida de millones de personas”, le dijo a PERFIL Cecilia Nicolini directora de la revista MIT Technology Review

 

Fuente, Perfil.com