NUEVOS EGRESADOS DEL CURSO “EL ARTE DE CUIDAR” EN SAN ISIDRO

Luego de estudios intensivos teórico prácticos en el  Hospital Central “Melchor Posse”, con un acto oficial en el Teatro del Viejo Concejo, 52 nuevos vecinos recibieron su diploma de egresados del curso gratuito “El Arte de Cuidar” que ofrecen la Fundación OSDE junto a la Municipalidad de San Isidro; estos cuidadores se suman a los de las cuatro ediciones anteriores completando un total de 267 diplomados.

Con la sala colmada por familiares y amigos, cada uno de los egresados fue llamado al escenario a recibir su diploma de manos de autoridades como el intendente municipal Gustavo Posse; el Secretario de Integración Comunitaria, Arturo Flier; el director de programas de Salud de San Isidro, Daniel Fiszman; el director ejecutivo de la Fundación OSDE, Horacio Dillon y la coordinadora del programa El Arte de Cuidar María Marta Hertz, entre otros.

En sus palabras de apertura, luego de felicitar a los nuevos egresados, el intendente Posse aseguró: “El sostén de esta alianza estratégica entre la municipalidad y la Fundación OSDE parte de la idea de que es fundamental para cualquier sistema de salud preventivo que haya recursos humanos capacitados y esta iniciativa permite conseguir un doble objetivo: el primero, dar herramientas para conseguir una rápida salida laboral a personas de mediana edad que desean reinsertarse en el mercado laboral desde su vocación de servicio (actualmente, más del 90 ciento de los que pasaron por esta capacitación están trabajando) y la segunda,  garantizar personal capacitado para que los mayores puedan estar bien atendidos en sus casas y con sus familias”.

Flier, por su parte, destacó que esta fue “la quinta edición en San Isidro del curso teórico-práctico de capacitación en el cuidado de adultos mayores y continuará en 2018“. “Los contenidos del curso están relacionadas con la higiene y el arreglo personal, la administración de medicamentos y la colaboración con las prácticas indicadas por el profesional a cargo, la preparación y administración de sus alimentos, la prevención de accidentes, el desarrollo de actividades recreativas y ocupacionales, la colaboración con el equipo profesional y, especialmente, con el grupo familiar”, informó.

Cabe señalar que en San Isidro hay 43 mil adultos mayores y que a nivel país este número se eleva a más de 5 millones de habitantes. Una de las grandes preocupaciones de las familias hoy en día es contar con personal de confianza y capacitado para que pueda acompañar a los padres y abuelos para  ayudarlos a tener una mejor calidad de vida sin tener que recurrir a enviarlos a una residencia geriátrica abandonando su hogar y  lejos de sus afectos lo que conlleva a una depresión emocional y luego física que muchas veces lleva a la muerte. Existe año a año una demanda creciente de este tipo de servicios.