COMENZÓ EL CICLO DE CHARLAS DE LA FUNDACIÓN ESPARTANOS EN ESCUELAS DE SAN ISIDRO

En el marco de la actividades que promueve la red de jóvenes Tomá la Voz de la Secretaría de Integración Comunitaria de San Isidro, 120 alumnos de los últimos años del Colegio Leonardo Da Vinci, recibieron la visita de integrantes de la Fundación Espartanos- “Fue muy movilizador ver cómo desde el acercamiento entre las personas se pueden transformar situaciones negativas y violentas en una fuerza de vida” dijo Macarena, alumna del último año del colegio.

espartanos 1 espartanos2

El encuentro se inició con una breve presentación de Adán Miranda y Fernanda Palacios, voluntarios de la red juvenil Tomá la Voz, quienes compartieron algunas de las experiencias que llevan adelante en temas de voluntariado, cuidado del medioambiente, cultura, solidaridad y promoción de campañas de bien público e invitaron a los presentes a sumarse a esta propuesta de participación que busca que los jóvenes puedan incidir desde sus propios intereses en la realidad local en pos del bien común. A modo de introducción de la charla se proyectó el documental “Los Espartanos” de Nicolás Malagoli.

Arturo Flier, secretario de Integración Comunitaria local, dio la bienvenida a los integrantes de la Fundación Espartanos y anunció que esa sería “la primera charla de un ciclo que los llevará a visitar unas 20 escuelas del distrito”.  “Estos son testimonios que ayudan a ponernos en el lugar del otro, a tomar conciencia sobre la diversidad de nuestra comunidad y cómo, trabajando por la integración se pueden superar barreras erigidas por el desconocimiento y el miedo”, agregó.

Los Espartanos es una Fundación que trabaja en penales de todo el país ofreciendo a los internos la posibilidad de que mediante la práctica del rugby se fomente la solidaridad entre los internos con pautas concretas para un cambio de vida incorporando los valores del deporte y nuevos modelos de comportamiento tanto dentro como fuera del penal.

Toto D´Agosto, integrante de la Fundación relató cómo decidió acercarse a Espartanos para conocer a “esos otros” que habían cambiado su vida luego de un robo violento sufrido en su hogar,. “Desde la presencia para escuchar, conocer, compartir mates y jugar al rugby fuimos forjando una amistad, ellos nos conocieron a nosotros, nosotros a ellos; juntos empezamos a cambiar”, aseguró. Destacó la incidencia de la Fundación en cuanto a la importancia de la tarea que realizan en materia de prevención  de inseguridad: “No soy un especialista en materia de seguridad, lo que sé es que en términos generales, aquellos que pasan por un penal vuelven a reincidir en un 65 por ciento en tanto el número de reincidentes de aquellos que participan en el programa de la Fundación Espartanos es apenas del 5 por ciento”.

Emiliano, ex convicto quien estuvo 5 años detenido y que hace un año y medio se encuentra en libertad, contó cómo su experiencia como espartano le facilitó una reinserción en la sociedad mejorando su situación familiar, el vínculo con sus hijos y consiguiendo un empleo gestionado por la propia Fundación. “No soy ejemplo de nada, pero ahora puedo ver que hay otro camino, que el otro no es mi enemigo, que las cosas llevan trabajo y esfuerzo”, contó. Por momentos emocionado, repasó su vida e invitó a los alumnos a acercarse a los barrios humildes, colaborar en comedores o en encuentros deportivos, entre otros. “No saben la importancia que tiene para los más chicos que están en una situación difícil encontrarse con otro que se interesa por ellos con afecto”.