Autogestión solidaria

Uno de los grandes temas en materia de integración de las personas con capacidades diferentes es el de su inserción laboral y la consiguiente posibilidad de convertirse en personas autónomas.

Por ley, el sector público está obligado a dar trabajo a un determinado número de personas con discapacidad. En el sector privado, si bien algunas empresas respetan esta integración, la obligatoriedad aludida no existe. Al mismo tiempo, cada vez hay más instituciones educativas de distintos niveles que preparan a estas personas para un futuro empleo.

Descontentos con la larga espera que los separa de las oportunidades, algunos grupos de personas con síndrome de Down se unieron para crear un servicio de “pizza party” para eventos y fiestas que denominaron Los Perejiles. Con gran éxito, llevan servidos más de 100 eventos en la Capital y en la zona norte del conurbano, con la recomendación de todos quienes han comprobado que la calidad es excelente.

Personas con síndrome de Down idearon servicios de pizza party
Personas con síndrome de Down idearon servicios de pizza party.

Muy originales y creativos resultaron también los integrantes del grupo Morfables 21, en alusión al par 21 que presenta la trisomía que los caracteriza. En respuesta a una tendencia que se impone, desde el domicilio de uno de ellos, con la ayuda de su madre, el grupo se ha estado preparando para lanzar a la venta sus pizzas desde un camión especialmente preparado al efecto, que ya cuenta con la aprobación exigida por el gobierno de esta ciudad. La dueña de casa, Adriana Corigliano, trabajó junto a los 11 amigos de su hija Fiamma Solana, todos ellos con síndrome de Down, para entrenarlos antes del debut en el food truck (camión de comidas) previsto para el fin de semana próximo en el Buenos Aires Market, festival de gastronomía que organizará en Sucre y Figueroa Alcorta el gobierno porteño. Éste, a través de su vicejefe, Diego Santilli, les ha dado todo su apoyo.